Noticias

sindrome cola de caballo

Síndrome de la cola de caballo. ¿Qué es y cómo se trata?

La primera vez que se describió este síndrome fue en el siglo XIX, por el cirujano Jonathan Hutchinson, quien usa este termino para indicar la compresión de los nervios de la cauda equina, la cual esta situada justo debajo de la medula espinal.

Este síndrome se va a producir cuando esta compresión de la cauda equina o cola de caballo provoca un daño de las múltiples raíces nerviosas que se encuentran en esta zona anatómica.

Las causas más frecuentes del síndrome de la cola de caballo son:

  • Enfermedades degenerativas tales como la espondilitis anquilosante, la artrosis o la osteoartritis los cuales pueden conducir a la degeneración ósea y por tanto a la compresión nerviosa.
  • Lesiones discales tales como hernias.
  • Como consecuencia de traumatismos que deriven en fracturas vertebrales.
  • Secundarios a tumores o infecciones que compriman el canal vertebral.
  • Complicaciones tras cirugías.

Los síntomas principales del síndrome de la cola de caballo son:

  • Dolor lumbar intenso.
  • Abolición de los reflejos en tobillo y rodilla.
  • Parestesia a la altura de la entrepierna conocida como “parestesia en silla de montar”.
  • Disfunción eréctil en hombres.
  • Debilidad, dolor e incluso perdida de sensibilidad.

Tratamiento del síndrome de la cola de caballo

En cuanto al tratamiento, esta dolencia suele acabar en cirugía mediante la descompresión de la cauda equina con el objetivo de evitar un daño irreversible en las raíces nerviosas implicadas.

La fisioterapia no va a desempeñar un papel importante en la fase inicial del tratamiento, ya que al presentarse usualmente con carácter urgente suele acabar en cirugía descompresiva. Sin embargo, una vez superada esta fase compresiva, la fisioterapia va a tener un papel primordial en la recuperación postcirugía.

Los objetivos a lograr, van a ser; educar en el manejo del dolor por parte del paciente, obtener mejora de la flexibilidad y movilidad de columna lumbar y miembros inferiores, mejorar el acondicionamiento físico global del paciente y recuperación neurológica del paciente con el objetivo de que logre la mayor independencia posible.


Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación de los usuarios. Si sigues navegando, entendemos que estás de acuerdo con su uso. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies