Noticias

Epicondilitis

Epicondilitis. Causas y tratamiento

Cuando hablamos de epicondilitis o codo de tenista, lo hacemos de una dolencia con una alta incidencia y que en la mayoría de los casos se vuelve terriblemente invalidante para quien lo padece. Se caracteriza por un dolor localizado en la cara externa o lateral del codo, a veces recibe el nombre de epicondilitis lateral para diferenciarla de la epitrocleitis también llamada epicondilitis medial o codo de golfista.

Las causas son muy variadas, siendo las principales la ejecución de tareas que conlleven un esfuerzo repetido del complejo muñeca-codo, práctica deportiva que requiera sobreesfuerzo de brazos como el tenis o la halterofilia y también traumatismo directo en el codo que produzca una inflamación en el tendón.

En cuanto al tratamiento no quirúrgico, nos encontramos en nuestro arsenal terapéutico con un amplio abanico. En un primer estadio, el uso del frío más estiramiento, junto con periodos de reposo de la actividad precursora de la patología suele dar satisfactorios resultados. Si nos encontramos con una patología en un estado crónico, vamos a necesitar recurrir al masaje transverso profundo tipo cyriax, ultrasonido, ondas de choque o punción seca en la musculatura periarticular, lo cual nos dará un buen resultado en la mayoría de las ocasiones.

Sea cual sea el estadio de la patología o el tratamiento al que decidamos recurrir, este tendrá que estar acompañado de un completo programa de ejercicios en el que incluiremos ejercicios de tonificación y potenciación junto con estiramiento de la zona afecta, sin olvidarnos de usar hielo antes y después de los ejercicios.

Una vez recuperado el paciente, debe incluir en su día a día protección de la articulación, mantener tonificada la zona y prevención de recidiva, evitando aquellos esfuerzos y sobrecargas que le provocaran los síntomas originalmente.