Noticias

elegir calzado para personas mayores

Consejos para elegir un buen calzado en personas mayores

Te dejamos unas recomendaciones para elegir un buen zapato para personas mayores:

  1. Se desaconseja el uso de calzado de tacón alto. No debe sobrepasar los 25 mm.  Evitar tacones estrechos y muy blandos. Si el tacón es necesario, debe ser lo más bajo posible, ancho y rígido.
  2. Rechazar las suelas lisas y pulidas. Debe llevar dibujo profundo y multidireccional. Cambiar cuando el dibujo se desgaste. Elegir calzados entre 7 y 15 mm de espesor en la parte delantera de la suela. Comprobar que se flexiona con facilidad utilizando las manos. La suela se debe flexionar por la base de los dedos.
  3. Rechazar las punteras estrechas. Deberá ser redondeada, cuadrada u oblicua, nunca puntiaguda. La puntera debe tener cierta elevación.
  4. Colocar el pie encima de la suela y comprobar que la puntera respeta la forma de los dedos. Rechazar los que tengan relieves o costuras en su interior.
  5. Interior acolchado, sobre todo en la trasera. Únicas zonas rígidas, la puntera y la trasera.
  6. Ajuste adecuado, no solo en longitud sino también en anchura. Flexionar pie y comprobar que los pliegues del corte no molestan en el dorso del pie. Desechar los que compriman el pie.
  7. Golpear con el tacón en el suelo. Desechar si se detectan vibraciones en la espalda o en la cabeza.
  8. Disponer de calzado doméstico, de calle y uno o varios para actividades de tiempo libre.
  9. Utilizar calcetines (renovarlos con frecuencia) de fibras naturales, sin costuras y sin tintes.
  10. Calzado con transpiración y protección frente el frío.

El podólogo es el profesional sanitario especializado en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los pies. No dude en consultarle ante cualquier problema.